Soy creación: Amo la vida

Salmos 39:4 “Hazme saber, Jehová, mi fin, y cuánta sea la medida de mis días; sepa yo cuán frágil soy”.
Bendecimos al Señor por todos aquellos fieles hermanos que han mostrado identificación con la necesidad de ratificar por Las Escrituras todo lo que escuchamos, independientemente de quien venga. Este valiosísimo medio de comunicación será usado para la gloria de Dios, la salvación de las almas y la edificación del pueblo de Dios. Esperamos que todos aquellos a quienes el Espíritu Santo mueva a leer estos pensamientos plasmados, tengan la misma nobleza que los creyentes Bereanos. El autor se sentirá muy honrado al igual como se sintió el apóstol Pablo. A menos que se diga lo contrario, estos escritos están libres de derecho. Sólo se pide no sacar de contexto lo que se ha dicho y citar la fuente.

Nos sentimos bajo la dependencia de Dios, pero, por su gracia contamos con un equipo de genuinos siervos y siervas del altísimo en diferentes áreas del saber. Trabajamos de manera sinérgica, mirando el todo y valorando las partes.

Mucho agradeceríamos sus comentarios y preguntas. De ninguna manera nos sentiremos ofendidos con vuestras diferencias. Pueden estar completamente seguros de que si erramos en algún punto, sea técnico, gramatical, doctrinal, ético o espiritual, le pediremos luz y humildad a Dios para rectificar la falla o el error cometido.

Procuraremos delante de Dios y de ustedes, que ya son nuestros amigos, una limpia conciencia.

Al final de cada escrito o artículo aparecerá un link (enlace) recomendando algún escrito o exposición del ministerio “Todo el consejo de Dios”. Es nuestro sincero e intenso deseo que usted haga transferibles los conceptos o verdades plasmados en este interesante y poderoso medio.

En estos días estaremos hablando de la necesidad de valorar la vida bajo el lema: “Soy Creación: Amo la Vida”. Para el día martes 10 de diciembre culminaremos estos escritos con una edificante celebración de final de año en el Salón la fiesta de Hotel Jaragua. Una exquisita producción con gloriosas imágenes y bellas canciones relacionadas con el maravilloso privilegio de existir para la gloria de Dios.

Permítanme dejarles con el siguiente pensamiento: El intervalo se entiende por revelación divina. Salmos 39:4 “Hazme saber, Jehová, mi fin, y cuánta sea la medida de mis días; sepa yo cuán frágil soy”. El punto de partida es saber que existimos, es lo que nos diferencia de los animales. Esto viene por revelación divina. Debe pedirse a Dios. Segundo, es vivir con la conciencia de que somos frágiles y efímeros. Esto nos llevará a depender de Dios y a invertir sabiamente nuestra existencia. Glorifique a Dios en su intervalo.

Favor escuchar la exposición recomendada, los conceptos son ampliados.

Hasta la próxima.

En Cristo, Willy.

 

 

 

"Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos." Mateo 18:19-20